3 CONSEJOS ANTI ESTRÉS PARA MAMÁ

¿Cómo sobrevivir al ritmo de la vida, sin enloquecer en el intento? Como mamá, en muchas ocasiones, te sientes abrumada por la cantidad de actividades que tienes que realizar. Aquí te recomiendo tres tips básicos, que pueden ayudarte a encontrar relajación y calma en medio del caos; y una respiración para recuperar la energía.

  1. Al despertar

El modo en como se despierta es crucial para anticipar como será tu día. Aún cuando tengas que despertar a los niños para llevarlos a la escuela, te sugiero que tomes tu tiempo para despertarte unos minutos antes. Sé que esto cuesta trabajo, pero te aseguro que te permitirá tener un día mucho más relajado y en general mucho más feliz. Cuando suene el despertador no saltes de tu cama y acuéstate por un momento sobre tu estómago de forma que estés cómoda. Luego colócate sobre un costado y sobre el otro, y observa la pulsación de la respiración en todo tu cuerpo. Ponte sobre tu espalda y frota las palmas de tus manos para estimular el sistema circulatorio y luego cubre con tus manos el rostro. Recibe el calorcito que emanan tus manos y  la sensación de bienestar que te produce conectar con tu ser interno.

  1. Agradece lo que tienes

Muchas veces quisiéramos tener la vida del otro y el otro quisiera tener nuestra vida. Y en este querer ser, nos olvidamos de lo que sí tenemos el día de hoy. Una vez que tuve la oportunidad de entrevistar a Lama Tenzin Wangyal Rinpoche, líder del Bon Budismo, me comentó: “Siempre que te vayas a dormir o a levantarte piensa en 10 ó 20 razones por las que deberías estar feliz. Observa cuáles son los regalos que tienes en la vida. Qué es eso que tienes que la gente de verdad le gustaría tener y que tú ya tienes. Aprecia lo que SI tienes. Cada mañana cuando te levantes, agradece. De todo lo que te ha sido dado. Aprecia todo lo que te han dado. Reconoce lo que está ahí. Algunas personas necesitan más de 10 razones. Busca esas buenas razones por las cuales estar feliz en la vida y las encontrarás. Normalmente lo que hacemos es lo contrario. No buscamos esas buenas razones, pero buscamos las malas razones. Si vemos nuestros hábitos, muchas personas se levantan en la mañana no queriendo hacer, pero teniendo que hacer. Extrañando, pensando que algo hace falta, que no están completos. Y ponemos mucha atención en esas zonas de la vida.” Estas palabras nos invitan a cultivar la actitud de agradecimiento y terminan por proporcionarnos bienestar.

  1. Al subir al coche, ten la intención clara de no querer tomar el control

Ir manejando en una ciudad donde hay mucho tráfico vehicular es todo un tema y conducir tranquilo dentro de ese caos es un gran reto. Puede ser que te cueste trabajo bajarle al ritmo mientras manejas, no desesperes, con la práctica lo lograrás. Cuando te subas al coche siéntete cómodo. Relaja los hombros y las caderas y ten la intención clara de fluir con el tráfico. No te enojes. Por apresurarte y querer pasarte la preventiva, o cerrártele a los coches, solo vas a ganar máximo 5 minutos de tiempo.  Cuando el semáforo esté en rojo, ten conciencia de tu cuerpo y aprovecha para ver si estás apretando la mandíbula o la zona de las caderas, o quizás las piernas. Relájate y haz contacto con tu respiración. Fluye al ritmo del que va delante de ti.

Respiración para recuperar la energía

A continuación te recomiendo una respiración sencilla para recuperar la energía y la atención, la puedes realizar mientras manejas o esperas en tu coche.

Para recuperar la energía mientras vas en el coche, puedes realizar la meditación 4/4 que sugiere el maestro Yogi Bhajan, quien trajo las enseñanzas del Yoga kundalini a Occidente.

Mientras vas en el coche, pon tu espalda recta. Toma una inhalación profunda y exhala lentamente. A continuación inhala en cuatro respiraciones cortas y exhala en cuatro espiraciones cortas. Prosigue con esta respiración rítmica por 3 minutos. Para finalizar, inhala profundo, reten la respiración por 10 segundos y exhala lentamente. A continuación observa como has recuperado tu energía.

 

Por Lu Botello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *