5 RAZONES PARA HACER YOGA EN EL EMBARAZO

Sabias que el yoga es la disciplina de ejercicio que más se recomienda durante el embarazo, sin importar si llevabas una rutina previa o no?

 

  1. La razón primordial es, que el yoga te ayudará a mantener el equilibro del cuerpo y la mente durante los cambios que se producen en este estado.
  2. Ayuda a reducir el estrés y aumenta la función inmunológica, de acuerdo con un estudio en el que mujeres embarazadas lo practicaron de la semana 16 a la 36, asistiendo a clases de 70 minutos dos veces por semana.
  3. Disminuye el dolor de espalda al mejorar la postura corporal.
    Ayuda a dormir mejor, ya que es una actividad relajante que reduce la sensación de fatiga.
  4. Formas una conexión aún más fuerte con tu bebé, al hacer que te enfoques en tu respiración y de este modo te vuelves más consciente de tu cuerpo.
  5. Te ayudará a regular tu metabolismo, y no ganar kilos extras.

Además, el yoga no sólo ayuda durante el embarazo, sino que además te prepara para el parto, ya que otro estudio comprobó que ayuda a reducir el dolor durante el parto e incluso podría ayudar a reducir la probabilidad de tener cesárea…

CUIDADOS PARA LAS EMBARAZADAS

Cuidados de la futura madre antes del parto:

1. Caminar al menos 45 minutos diarios, de acuerdo a lo que dice el maestro Yogi Bhajan, esto facilitará la labor de parto.
2. Humectar toda la zona del abdomen con aceite de almendras dulces por la mañana y por la noche para evitar la formación de estrías.
3. Dos meses antes de la fecha de parto, lubricar el pezón con lanolina para prepararlos para la lactancia.
4. Practicar yoga para embarazadas para adquirir flexibilidad en la zona de las ingles y para la salud de su columna vertebral.
5. Hacer el nido. Limpiar, regalar y tirar todo lo que ya no le sirva, para así dejar un espacio para el nuevo ser que está por llegar a su vida.
6. Un mes antes de la fecha de parto, tomar te de hojas de frambuesa para tonificar el útero.
7. Consumir productos altos en contenido de Omega 3 para el buen desarrollo del cerebro del bebé y para facilitar la labor de parto.
8. Practicar la respiración profunda y la meditación.
9. Transmutar el concepto de dolor y visualizar que en realidad el cuerpo se está abriendo y es un proceso natural que no será permanente.
10. Si le es posible practique Belly dance durante el último trimestre de su embarazo. Tradicionalmente se le conoce como danza del parto y ayuda para mejorar el control muscular del abdomen y el piso pélvico al tiempo que usted aprenderá a respirar largo y profundo.
11. La autora Akasha Kaur sugiere que previo al parto se tome un te de semillas de linaza para ayudar a lubricar el canal del nacimiento. Cocínelo durante 10 minutos. Una cucharada sopera de semillas de linaza y un litro de agua. Se sugiere beber el líquido durante la fase de apertura en la labor de parto.

 

¿Cómo puede ayudar el padre antes del parto?
-Déle un masaje de pies o de espalda a la futura mamá.
-Tome una sesión de fotos de su pareja embarazada.
-Vaya con ella a caminar y establezcan este paseo como un ritual.

Por Ana Paula Domínguez